Una descripción completa de lo que un prestamista está buscando para establecer la solvencia crediticia de un prestatario.

Las instituciones de crédito quieren prestarle dinero porque es la forma en la que hacen dinero. Sin embargo, sólo quieren prestarle dinero a un prestatario que es capaz de pagar el préstamo a tiempo y en su totalidad.

Los prestamistas analizan habitualmente la solvencia del prestatario mediante el uso de las Cinco C’s:  capacidad, capital, colateral, condiciones y carácter. Cada uno de estos criterios le ayuda al prestamista determinar el riesgo total del préstamo. Si bien cada una de las Cs se evalúa, ninguna de ellas por sí sola evitará o garantizará el acceso a la financiación. No hay una fórmula automática o porcentajes garantizados que se utilizan con las Cinco C’s. Ellas son sólo una serie de factores que los prestamistas evalúan para determinar el riesgo que representa un prestatario potencial para la institución financiera.

1. Carácter – Esta es una evaluación muy subjetiva de la historia personal del dueño del negocio. Los prestamistas tienen que creer que un empresario es una persona de confianza en la que pueden depender para pagar el préstamo. Características de los antecedentes como la historia personal de crédito, la educación y la experiencia laboral son todos factores en este análisis de crédito del negocio. El carácter es el factor más importante considerado por un banco de prestigio reconocido. Los bancos quieren hacer negocios con personas que son honestos, éticos y justos. (La diferencia entre la capacidad para pagar un préstamo y la disposición para pagar un préstamo es un ejemplo del carácter de una persona.) Los conocimientos, destrezas y habilidades del equipo titular y la gestión son componentes vitales de este factor de crédito.

2. Capacidad – Esta es una evaluación de la capacidad de la empresa para pagar el préstamo. El banco necesita saber cómo va a devolver los fondos antes de que apruebe su préstamo. La capacidad es evaluada por varios componentes, entre ellos los siguientes:

  • Flujo de efectivo se refiere a los ingresos que una empresa genera frente a los gastos que se necesitan para operar el negocio analizado durante un período de tiempo específico, generalmente dos o tres años. Si el negocio está en la puesta en marcha, prepare un estado de flujo de efectivo mensual para el Año 1.
  • Historial de pago se refiere a la puntualidad de los pagos que se han hecho sobre los préstamos anteriores. Hoy en día hay empresas que evalúan calificaciones crediticias comerciales (como Dun & Bradstreet) que son capaces de proporcionar este tipo de historia a los prestamistas.
  • Fuentes contingentes para el reembolso son fuentes adicionales de ingresos que pueden ser utilizados para pagar un préstamo. Estos podrían incluir los bienes personales, de ahorro o cuentas corrientes, y otros recursos que podrían ser utilizados. Para las pequeñas empresas, el ingreso de un cónyuge empleado fuera de la empresa se considera comúnmente.

3. Capital – el propietario de una empresa debe tener sus propios fondos invertidos en la empresa antes de que una institución financiera estará dispuesto a arriesgar su inversión. El capital es la inversión personal del propietario en su negocio que podría perder si el negocio fracasa. La razón más común que las nuevas empresas fracasan es la subcapitalización. No hay una cantidad fija o un porcentaje que el propietario debe haber invertido en su propia empresa antes de ser elegible para un préstamo de negocios. Sin embargo, la mayoría de los prestamistas quieren ver al menos el 25% de la financiación de una empresa que viene del propietario. Contrariamente a lo que se anuncia en los medios de comunicación, un banco no financiará 100% de una empresa. En casi todos los casos, se requiere que cualquier director que será propietario de más del 10% de la empresa firme una garantía personal para la deuda empresarial.

4. Colateral - Maquinaria, cuentas por cobrar, inventarios y otros activos del negocio que se pueden vender si un prestatario no paga el préstamo se consideran garantías o colateral. Los pequeños artículos como computadoras y equipo de oficina no se consideran típicamente garantías, así que en la mayoría de los préstamos para pequeñas empresas, los bienes personales de los propietarios (como su casa o automóvil) son necesarios para que el préstamo sea aprobado. Cuando el propietario de una pequeña empresa utiliza sus activos personales como garantía de un préstamo de negocios, eso significa que el prestamista puede vender esos artículos personales para aplicarlos a cualquier cantidad pendiente que no está pagado. Colateral se considera una fuente "secundaria" de reembolso para los bancos, que quieren dinero en efectivo para pagar el préstamo, no la venta de activos de la empresa.

En general, las instituciones financieras avanzan hasta el 80% de las cuentas por cobrar válidos.

5. Condiciones – Esta es una evaluación global de la situación económica general y los fines del préstamo. Las condiciones económicas específicas para la industria de la empresa que solicita el préstamo, así como el estado general de la economía del país son un factor importante en la decisión de aprobar un préstamo. Es evidente que si una empresa está en una industria floreciente en un momento de crecimiento económico, hay más probabilidad de que el préstamo será concedido que si la industria está en declive y la economía esta incierta. Los fines del préstamo también son un factor importante. Si una empresa tiene previsto invertir el préstamo en el negocio mediante la adquisición de activos o la ampliación de su mercado, hay más probabilidad de ser aprobado que si planea usar los fondos para más gastos. Los factores típicos incluidos en esta etapa de evaluación incluyen: la fuerza y ​​el número de competidores, el tamaño y lo atractivo que es el mercado, la dependencia en los cambios de los gustos y preferencias de los consumidores, la concentración de clientes o proveedores, el tiempo que ha estado funcionando el negocio, y cualquier factor relevante,  ya sea social, económico, o fuerzas políticas que podrían afectar el negocio.

Restaurantes y empresas de trabajo temporal tienen tasas más altas de fracaso.

El mayor desafío para las empresas es atraer y retener a los empleados de confianza.

6. Confianza - Un prestatario exitoso infunde confianza en el prestamista, abordando todas las inquietudes de la entidad crediticia en los otras Cinco C’s. Su solicitud de préstamo envía el mensaje de que la empresa es profesional, con una reputación honesta, un buen historial de crédito, estados financieros razonables, buena capitalización y garantías adecuadas.

  • Al solicitar un préstamo para una pequeña empresa, no se olvide de la importancia de las relaciones personales. Solicite un préstamo en un banco en el que ya tiene una relación comercial positiva. También, haga el intento de reunirse con la persona que va a evaluar su aplicación, como el oficial de préstamos del banco, en vez de con el cajero que se ocupa de sus transacciones bancarias cotidianas.

Si un cliente potencial no ha establecido una relación con la entidad financiera, abrir una cuenta de cheques lo hará.

  • Al prestar pequeñas cantidades de dinero, por lo general menos de $50,000, la elegibilidad depende en gran medida en el historial crediticio de cuentas personales y del negocio. Un análisis de crédito no se suele realizar y los resultados de las puntuaciones de crédito personal y de negocios determinará si el préstamo es aprobado. Si se rechaza la solicitud de préstamo, un análisis de crédito puede ser completado o el prestatario puede pedir que otra persona o entidad actúen como codeudor o fiador.
  • Algunas empresas no necesitan tener un plan de negocios para obtener un préstamo (en que ya se ha establecido una relación personal anterior) aunque los planes de negocios pueden ser beneficioso por razones distintas que la obtención de financiación.