Los siguientes pasos le ayudarán a despejar su mente y empezar a trabajar hacia su nuevo sueño empresarial.

1. ¿Qué tipo de negocio quiere construir?

¿Qué fondos tiene (o desea obtener) para empezar? Muchos nuevos empresarios quieren empezar un negocio con la menor cantidad de dinero posible. Empresas de servicios (a diferencia de productos) suelen requerir muy poco capital para empezar (a menudo sólo una computador y $20 en tarjetas de presentación). Si usted no tiene muchos fondos para la puesta en marcha, empezar una tienda en línea sería más barato que iniciar una tienda al por menor tradicional. (Pero con tiendas, incluso si usted está comenzando en línea, todavía tendrá que comprar inventario.)

 
Business

¿Tienda tradicional o en línea? Una tienda tradicional significa que su mercado es local o regional. Un negocio en línea significa que su mercado es nacional o incluso internacional. Esta decisión determinará qué tendencias seguirá y a quien le venderá en su "barrio".

¿Qué va a coincidir mejor con sus habilidades e intereses? Sus habilidades y su tiempo son su "principal activo" que tiene para construir su nuevo negocio, por lo que su idea de negocio debe aprovechar sus talentos y experiencia. Las personas que han trabajado durante años en un restaurante pueden iniciar un nuevo restaurante con mayor probabilidad de tener éxito. Si no le gusta interactuar con la gente mayor o no es bueno con los niños, no debe iniciar una guardería para niños o adultos. Vea  sus habilidades, y luego piense en cómo puede aprovecharlos en un negocio que proporciona valor a los demás.

¿Producto o servicio? Las empresas de servicios tienen la ventaja de tener costos bajos de inicio. Con una empresa de servicios tendrá que dividir su tiempo y esfuerzo entre trabajar por el negocio (que significa dar el servicio) y trabajar en su negocio (enfocándose en la comercialización y el crecimiento de su negocio).

La ventaja de los negocios basados ​​en productos es que los ingresos del negocio no dependen de sus horas facturadas. Ahora es más barato y más fácil que nunca comprar productos manufacturados en otros países (como en China). Su tarea fundamental será determinar cuáles productos o componentes necesita, encontrar su proveedor, y verificar que sean confiables y que sean una relación sostenible. Usted también necesitará saber si puede comprar los productos, añadirle sobreprecios, y obtener un beneficio.

La línea entre los productos y servicios es a menudo borrosa pero representa una oportunidad adicional. Puede aumentar su negocio de servicios con productos (como la venta de ropa de yoga en las clases de yoga). O puede hacer un producto más orientado al servicio, tal como ofrecer entrenamiento con la venta de tecnología.

2. ¿A quién le está vendiendo?

Su factor más crítico para el éxito estará en saber a quién le está vendiendo – y si hay suficiente mercado potencial para sostener un negocio en crecimiento. ¿Qué necesita su ciudad? ¿Qué falta? Para obtener más información sobre los segmentos demográficos crecientes e ideas de productos, haga clic aquí.

3. ¿Qué les encantará a sus clientes?

Las buenas ideas y conceptos innovadores no son suficientes. Su éxito vendrá de saber realmente lo que el cliente quiere y anticipar sus necesidades. Siempre es útil pedirle retroalimentación a sus clientes o llevar a cabo grupos de enfoque, pero a menudo es necesario mirar más allá de las necesidades actuales. Usted tendrá que entregar no sólo lo que esperan, sino también lo que no esperan. Tiene que deleitar a sus clientes con lo inesperado. 

¡Conéctese con un mentor SCORE para consultoría gratis!